04 julio 2008

Sólo mía




Tendida sobre la cama. Insinuante y preciosa. El ritmo de tu respiración hace subir y bajar tu pecho, que descansa tranquilo en la noche sin temor alguno.

Me aproximo a la cama con miedo a despertarte consciente de la torpeza que provoca en mí tu belleza y la transparencia de tus vestidos, entre los que se intuye tu piel blanca, blanquísima, nívea.

Cuando estoy al lado de tu cama, aproximo mi rostro a tu pelo, suave y liso que se desparrama sobre tu cuerpo dibujando sujerentes formas. Siento el latido de mi corazón en las sienes y en todo mi cuerpo que palpita, suda y desea.

Aproximo mis labios a tu cuello que se muestra en toda su belleza. Hundo la boca hasta percibir el sabor de la sangre, y bebo, bebo audazmente para clamar las ansias de mi alma perdida, mientras tu cuerpo se vuelve más y más flácido.

Te tomo, te levanto, tus piernas y tus brazos cuelgan sin vida. Te deposito en el sofá que tienes junto a la ventana, y mientras la luna baña tu piel, que ahora es, si cabe, más blanca, te contemplo más bella que nunca, mía, sólo mía...

6 comentarios:

Menelwen dijo...

Moraleja: eres un vampiro que ha escrito "sugerentes" con j.



Deberían fusilarte por eso.

JOSAN dijo...

Maldita...xD

JOSAN dijo...

Maldita...xD

NêNô dijo...

ahora ya, dejalo asi, que los fallos son fallos
jajaja

ya no vas a poder criticarme en otrografia
juas juas juas

JOSAN dijo...

Siempre seré mejor que tú, en ortografía y en todo muajajajajaja!

NêNô dijo...

jajajaj
baja esos humos que te vas a dar contra el techo

cuando quieras competimos a lo que quieras